lunes, 1 de agosto de 2016

EL OLLANTA HUMALA QUE SE NOS FUE
 
 
Los momentos más conmovedores de un Presidente de la Republica, hablando en términos de “política emocional” deben ser cuando asumen el cargo y cuando lo dejan. Son dos momentos que reflejan las antípodas para el caso peruano, porque en el Perú muchas veces un Presidente es recibido entre vítores, aplausos y altos grados de aceptación; y es despedido entre pifias, reclamos y niveles pésimos de aprobación popular.
 
Ahora que los flashes y las cámaras apuntan al nuevo Presidente PPK, es necesario voltear el reflector y analizar el quinquenio del Presidente Humala; un Presidente que no tuvo la muñeca política adecuada, porque tal vez se hubiese ido con un puntaje aceptable como los Presidentes Toledo y García. Es que el Perú es muchas veces “castigador” con los Presidentes salientes, y allí están las muestras: ex presidentes en la cárcel, con denuncias y juicios diversos o defenestrados por el voto popular.
 
Ollanta Humala entró con la ambición de derrotar la inseguridad ciudadana y la pobreza, lo primero fue un desastre porque la inseguridad aumento en el país, pero lo segundo en cambio es bueno resaltar, porque su maquinaria de programas sociales se constituyeron quizás en lo más destacable de su gobierno, porque tanto Qali Warma, Pensión 65, JUNTOS o Beca 18, se han constituido en los pilares de lucha contra la pobreza y mejora de los niveles educativos. Se invirtió en el capital social con estos Programas, y eso es bueno, los frutos se verán en 15 o 20 años, el esfuerzo siguiente es mejorar su focalización.
 
La nota oscura del gobierno de Humala fue la “intromisión política” de su esposa en asuntos del Estado. La señora Nadine tenía todo el derecho de participar activamente en el Gobierno de su esposo, pero desde otra óptica, siguiendo los estándares constitucionales sin opacar a su esposo. En un país machista y patriarcal, la intromisión política de la esposa del Presidente no se veía del todo bien, sabiendo que existen añejos “sabuesos políticos” que a la primera intervención de Nadine en el escenario político, potenciada por su alta popularidad, comenzaron a calificarlo y desprestigiarlo hasta tal punto de estar por debajo del 10% de aceptación.
 
La política peruana, si es que se puede llamarlo POLITICA, es esto; una maquina demoledora de carne, que no deja HACER ni HACE nada; y ante ello no tener una estrategia política y actores políticos activos, terminas hecho trizas, terminas como el Gobierno del Presidente Humala. No solo bastan los TECNICOS para gobernar, sino también los hacedores y pensadores de POLÍTICA.
 
Veamos, a la pareja Humala – Heredia los espera una etapa difícil, judicialmente hablando; pero a la vez podría ser un potente mecanismo político que los reivindicaría al 2021 (sobre todo a Nadine), si es que salen bien librados de estos procesos judiciales que, digámoslo, no existen pruebas contundentes para sancionarlos, lean a Rosa María Palacios, una abogada conocedora de estos temas.
 
Pero reflexionemos, y aclarando que soy independiente en cuanto a posturas políticas; en lo referido a infraestructura, educación e inversión social el Gobierno de Humala NO fue malo, al contrario es digno de destacar su actuación a nivel de provincias. Los programas sociales, educativos y de infraestructura se han expandido a nivel nacional.
 
Por ejemplo, los amazonenses no debemos ser mezquinos y reconocer que el Gobierno de Humala, como ningún otro Gobierno estuvo siempre entre nosotros, inaugurando diversas obras o implementados proyectos o programas. Veamos: colegios emblemáticos en Luya-Lamud, carreteras y puentes en Bagua y Condorcanqui, hospitales y centros médicos en diversas provincias, el Programa JUNTOS interviene en todas las provincias, Qali Warma viene atendiendo en los centros educativos con desayunos y almuerzos, Pensión 65 beneficia a los campesinos y nativos amazonenses, programas laborales primera vez ingresaron a nuestro departamento, el COAR viene formando a los futuros dirigentes y pensadores amazonenses con educación de calidad, están en proyectos la ejecución de diversas carreteras para construcción y asfaltado; y cerrando con broche de oro, el primer teleférico para el transporte de turistas en el Perú se hizo en Kuelap.
 
Es necesario también reconocer las cosas buenas y no hacer leña del árbol caído. Si Amazonas todavía sigue sumergida en la pobreza y el abandono, mucho se debe a nuestros Congresistas, autoridades regionales y locales que no mueven un dedo; el Gobierno Nacional, este último quinquenio, hizo mucho y esperemos que PPK fortalezca su intervención. Nosotros los amazonenses no debemos quedarnos con las manos cruzadas, también poner el hombro desde la trinchera donde nos encontremos. El Ollanta Humala que se nos fue, ha dejado la valla alta en Amazonas, está en tod@s nosotros el reto de superarlos para el desarrollo de Amazonas y el país.

lunes, 25 de abril de 2016

AMAZONAS: TRES AÑOS CONSECUTIVOS EN LA CÚSPIDE DE LA POBREZA

Mientras todavía estamos con la resaca electoral y en Amazonas aún queda la esperanza de la mejora del nivel de los nuevos parlamentarios, aunque éstos, ya elegidos SE AUSENTARON de nuestro departamento; el INEI acaba de publicar la semana pasada el informe sobre la “Evolución de la Pobreza Monetaria 2009-2015”.
La pobreza monetaria considera a aquellas personas que residen en hogares cuyo gasto per cápita (por persona) es insuficiente para adquirir una canasta básica de alimentos y no alimentos como vivienda, vestido, educación, salud, transporte, etc. Según este último reporte durante los últimos cinco años, 2 millones 285 mil peruanos dejaron de ser pobres, si en el 2011 la pobreza era de 27,8% el año 2015 la pobreza disminuyó a 21,7%.
Amazonas, nuestro departamento, por tercer año consecutivo encabeza la pobreza monetaria en el Perú junto a los departamentos de Cajamarca y Huancavelica, su pobreza se encuentra en el rango del 44,7% al 51,6%; es decir casi la mitad de su población invierte menos de S/ 315 soles mensuales por persona para satisfacer la canasta básica familiar. En comparación al año pasado, Amazonas se ha recuperado pero ello se debe principalmente al crecimiento económico y el efecto de los programas sociales nacionales que contribuyeron a la mejora.
Nuestro departamento el año 2009, estuvo en un segundo grupo de departamentos más pobres y lamentablemente para la región, desde el 2013 Amazonas ahora ocupa ese primer grupo de departamentos más pobres. La anterior administración del gobierno regional, con su “gobierno del más capaz”, nos situó en ese “primer lugar”; y actualmente el  gobierno regional “JUSTO Y SOLIDARIO” nos sigue manteniendo en ese lugar nada privilegiado de departamentos más pobres.
Señor Gobernador Regional, ¿qué ha hecho usted y su administración regional de casi año y medio, para sacarnos de ese primer grupo de los más pobres del Perú a pesar que tiene mejor presupuesto asignado? Casi NADA. Los indicadores económicos y sociales todavía siguen siendo paupérrimos, a pesar de las diversas potencialidades que ostenta nuestro departamento a nivel humano, ecológico y cultural.
La gestión y política de una región no solo es NO dar la cara a la población y enviar “emisarios” para afrontar los problemas (disculpe por lo emisario señor Navas), NO SOLO es apoyar flagrantemente a los candidatos al Congreso, también siéntese con ellos que ahora ganaron gracias a su apoyo, para proyectar salir de ese grupo de más pobres. Señor Horna, hacer gestión y política NO ES experimentar los cargos regionales con funcionarios; hacer gestión y política debería haber sido sacarnos de este primer grupo de departamentos pobres.
Señores nuevos Congresistas, ahora que les falta juramentar para sentarse cinco años en el Parlamento, espero que NO vayan a “cobrar” los gastos de instalación, sobretodo el número 1 que tiene residencia en Lima, y que ese presupuesto sea destinado por ejemplo a las comunidades afectadas por el derramamiento del petróleo, y no vayan con ese que es “nuestro dinero”, destinarlo a recuperar la millonaria inversión que hicieron en gasto de campaña.
Señores Congresistas, supongo que así como en campaña, ahora también estarán recorriendo los pueblos, ya no para hacer pintas, regalos y fiestas; sino diagnosticando  quienes son los más pobres para proponer a los diversos sectores paquetes de proyectos de leyes que permitan, migrar de ese primer cinturón de pobreza que nos muestra hoy el INEI.  
Este nuevo reporte del INEI, confirma que seguimos en lo más hondo de pobreza en el Perú, no podemos estar peor. Pongamos todos el hombro, para reflotar a la región y sus pueblos. La visión del pueblo amazonense al bicentenario, debería ser un departamento con menos pobreza y más igualdad, para ello necesitamos un presidente regional y congresistas visionarios; necesitamos nuevos líderes, con capacidad y coherencia. ¡Seguiremos esperando!

miércoles, 13 de abril de 2016

GANÓ EL VOTO DE PROTESTA EN AMAZONAS

 
Los últimos resultados para el Congreso en Amazonas, arrojan que las dos curules parlamentarias se los lleva el fujimorismo con más de 44 mil votos obtenidos, pero no es de sorprenderse debido a que los dos electos Congresistas tuvieron una campaña propagandística agresiva en los medios de comunicación y campaña visual pomposa a través de paneles y pintas en todo Amazonas. Es que en el Perú para llegar al Congreso, no necesitas tener propuestas, ni alternativas de solución para los problemas; sino lo que necesitas es “invertir” agresivamente y tener una “política clientelista” de dádivas y regalos para los votantes, y por ahí buscarse un ritmo musical, deformar la letra de acuerdo a las características “supuestamente” positivas y resaltantes del candidato; y listo, tienes tu asiento asegurado en el Congreso.
En este momento no podría felicitar a los dos electos Congresistas porque existe un antecedente inmediato; un tal actual Congresista Héctor Becerril, elegido por el partido de la señora Keiko, un personaje que no hizo nada por Amazonas y que se ha convertido en el peor representante político que haya tenido la historia amazonense y lamentablemente reelegido por el fujimorismo en Lambayeque. Un premio que le da Fuerza Popular a su ineficiencia y mediocridad como Congresista en Amazonas. ¡Qué triste es la política peruana!  
Flamantes Congresistas, los felicitaré, cuando verdaderamente les observe luchando desde el Congreso por el progreso de este nuestro tercer departamento más pobre del país. Discúlpenme ustedes. Ahí recién el pueblo amazonense los felicitará, por ahora no.
La resaca de las elecciones en Amazonas nos deja dos enseñanzas: primero, que el gasto agresivo en campaña por supuesto que puede llevar dos Congresistas del mismo partido; y segundo, que en Amazonas existe un Voto de Protesta muy claro. Un voto de protesta que no tiene ideologías, un voto de protesta que no se “vendió” al mejor postor, un voto de protesta que en ningún momento encontró en los candidatos, propuestas para el desarrollo de Amazonas. Ese Voto de Protesta,  alcanza más de 60 mil ciudadanos amazonenses con principios que eligieron la opción BLANCO y/o NULO. Que dijeron a través de su protesta democrática, ¡queremos el verdadero desarrollo de Amazonas!, NO queremos más Becerriles, ni Nayaps.
Ese Voto de Protesta, juntamente suman mucho más que los votos obtenidos por los dos candidatos fujimoristas, y si a ello sumamos los más de 26 mil votos que obtuvieron los partidos que propugnaban el cambio al actual sistema económico del “chorreo” y NO del crecimiento igualitario y sostenible (Frente Amplio, Acción Popular y Democracia Directa); aproximadamente 80 mil electores en Amazonas han sabido decirle NO al continuismo económico avasallador de derecha.
En Amazonas, dentro de esta “democracia imperfecta”, podemos rescatar a esos ciudadanos que se manifestaron contra estos candidatos que poco o nada propusieron para el desarrollo amazonense. Que ningún político los representa. Hoy ellos y ellas, representan esa reserva moral, que si es que se les sabe encausar de manera organizativa a través de liderazgos responsables y comprometidos, serán los “VIGILANTES” para que los nuevos Congresistas  cumplan adecuadamente su función legislativa para los pueblos amazonenses.
Congresistas elegidos, estaremos atentos a sus desempeños desde nuestra atalaya, seremos los “parlantes” de ese Voto de Protesta, cuando ustedes estén “caminando chueco”. Amazonas no se merece más la mediocridad e ineficiencia de sus representantes parlamentarios. ¡Ustedes flamantes Congresistas tienen la palabra!  

jueves, 7 de abril de 2016

ELECCIONES SIN POLÍTICA

 
Nuevamente como cada cinco años otra vez los peruanos elegiremos a nuestro Presidente y Congresistas, pero cada elección tiene su propia dinámica. Mientras que en países como Alemania, Italia o acá nomas cerca, nuestro vecino Chile; las elecciones evolucionan hacia un conglomerado de propuestas y debates alturados, con presencia de dos o tres candidatos presidenciales como máximo, donde los electores van a las urnas con un panorama claro de las propuestas que conducirán al desarrollo de sus países; en nuestro país las elecciones involucionan y se asemejan a un mercado informal donde hasta 20 candidatos ingresan a la contienda y sueltan un conjunto de propuestas que confunden al electorado, y son dignas de la burla y el escarnio si se les compara con países maduros políticamente.
Las elecciones peruanas cada día se vuelven menos políticas, entendiendo que la POLÍTICA es la herramienta democrática para el dialogo y debate de propuestas viables, aceptables y sostenibles técnica e ideológicamente, en el marco de un escenario electoral. Eso lamentablemente estuvo ausente en esta contienda hacia la Presidencia y el Congreso.
Más por el contrario, este proceso electoral se ha caracterizado por ser uno de los más pobres políticamente hablando. La discusión se ha centrado en torno a tachas, exclusiones, dádivas, plagios, insultos, informalidad institucional del JNE, electorado desinformado y candidatos experimentando su posición y actuar de acuerdo a cada encuesta publicada semanalmente. Todos estos hechos, son clara muestra de un panorama político que no augura estructural ni funcionalmente, el desarrollo país que tanto ansiamos.
Qué envidia sana ver los procesos electorales de otros países donde los candidatos y sus propuestas son el centro de atención de una población electoral responsable, que quiere el desarrollo de su comuna y país.
Otra vez los peruanos iremos a las urnas este domingo sin un panorama claro que tendrá nuestro país con su futuro Presidente/a y Congreso. Lamentablemente los candidatos presidenciales y congresales NO se han comportado a la altura de los desafíos que tiene el Perú. Otra vez vamos a marcar algún símbolo o número por ese “mal menor” que como cruz lo venimos cargando estás últimas décadas. Otra vez vamos a elegir a ese Congresista que subrepticiamente y de manera escondida nos regaló un polito o una gorrita, y se comportó muy bien en su cierre de campaña con fiesta incluida orquesta y cervezas. Más nada de propuestas concretas y realizables.
Otra vez vamos a decidir nuestro voto en plena cola, porque de alguna manera ningún candidato/a nos convenció, y es que en el Perú poco importa educar políticamente a la gente, porque es más fácil convencerlos con regalos y un verbo florido que con una plataforma de propuestas. Yo personalmente no he sido convencido por ningún candidato/a presidencial, imagínese señor lector y oyente, no tengo candidatos congresales por quien votar, menos de esos que se hacen llamar parlamentarios andinos.
Tomemos como ejemplo el caso de Amazonas. ¿Cuántos de ustedes hombres y mujeres amazonenses tienen un panorama claro para el desarrollo de nuestra región con la intervención y debate que se hayan propuesto desde los candidatos al Congreso? Estoy seguro que más del 80% no conoce de esas propuestas porque simplemente no existen, y si los hay, confunden el funcionar del Congreso con la de un Gobierno Regional o un Ministerio. Eso es engañar a los amazonenses, eso es indicador de la inmadurez del escenario político en nuestra región.
La conclusión de todo este avatar electorero es que el país cada cinco años se poraliza, y en esa polarización lo ideal sería que brote el debate propositivo, pero NO; lo que surge son riñas ideologizadas, insultos, diatribas, amenazas. Pura escoria visceral, propia de un país que navega en la informalidad política.
El cambio para evolucionar políticamente, requiere de reformas claras y concretas en cuanto al proceso electoral y de partidos, como también la educación política a los votantes. Este domingo concurriremos a ser parte de un proceso de elecciones sin política, es cierto que nuestro voto tiene el poder de elegir, pero ese poder de elección no nos sirve de nada cuando vamos a marcar un símbolo o número al azar, porque la lógica de propuestas que debería tener estas elecciones, estuvieron ausentes. Nos vemos en la segunda vuelta, nos espera un país más polarizado y virulento.

viernes, 11 de marzo de 2016

EL “RITMO” DE LA POLÍTICA EN AMAZONAS


 
Como ciudadano amazonense y nacido en esta hermosa región, nuevamente en estas elecciones -como cada cinco años-, ponemos en manos de los nuevos congresistas el rumbo del desarrollo amazonense. Nuevos personajes asumirán nuestra representación en el parlamento, y por ende se trazarán nuevos espacios de gestión legislativa, manejo del poder y elaboración de leyes en favor de Amazonas, que busquen el camino y horizonte óptimo de la región. Lo ideal sería que los “nuevos rumbos” a elegirse este abril próximo, conlleve a “nuevas esperanzas”, a nuevas y viables maneras de gestionar el desarrollo de Amazonas, ya que tanto lo anhelamos nosotros sus ciudadanos. Esta es nuestra esperanza, este nuestro sueño.
 
Lamentablemente ese sueño, esas esperanzas; se esfuman rápidamente cuando uno observa y analiza desde su lugar privilegiado, la campaña electoral que se está llevando a cabo en nuestra tierra. Resumo la campaña política de Amazonas en lo siguiente: “Los ciudadanos amazonenses están analizando y evaluando por cual “cancioncita” de campaña votaran en estas elecciones”.
 
Paisanos amazonenses, es que la campaña se ha convertido en una “lucha de ritmos musicales” por parte de los candidatos y sus movimientos, para ver cuál es la mejor “cancioncita” que logrará captar más votos de los incautos y sufridos electores amazonenses. Solo con mover el dial de las radios de Amazonas, uno se encuentra con diversos ritmos musicales (desde cumbias hasta huaynos deformados), donde los candidatos se autoproclaman los salvadores, los humildes, los mejores, los más pobres, los menos corruptos, los más trabajadores, los ingenieros, abogados, médicos y docentes de primera; los más capaces, los que dan su vida por Amazonas, los de origen humilde, los “iluminados” que acabarán con todos los males; es decir, un menú para todos los gustos. Los que confunden, en cada compas musical,  la labor legislativa con la de un Presidente Regional o un Ministro. !QUE LAMENTABLE!
 
Es precisamente este rasgo electoral amazonense: el boom de las “cancioncitas”; una anomalía de lo que NO debe ser la política. Una campaña electoral no puede tener como principal estandarte para convencer al elector, “una canción maquillada” donde se elogia los principales atributos de uno u otro candidato. En campaña política, el principal estandarte y herramienta de convencimiento debería ser un compromiso de proyecto leyes en favor de Amazonas. Ciudadano amazonense, en estas elecciones ¡NO vas a votar por la mejor canción o el “ritmo halagacandidatos” mejor elaborado!, este abril deberías votar por la mejor propuesta programática legislativa para el desarrollo de tu región. Votar por tu futuro, Amazonense.
 
Ciudadanos, lamentablemente los planes de gobierno de la mayoría de movimientos políticos NO les ofrecen propuestas claras, coherentes y cumplibles en plazos determinados. Es más, ni siquiera en un resumen pueden esbozar un Plan de Gobierno contundente y esperanzador; la mayoría divaga en una nube de propuestas “vacías e incoherentes”, sin metas claras, ofreciendo cosas que un legislador no cumple ni lo hace. Entonces es necesario como elector, DEMANDAR debates alturados de planes de gobierno legislativo para Amazonas, y que no solamente los movimientos y candidatos se luzcan en hacer “cancioncitas”, pero resultan ser inútiles para construir un verdadero Plan de Gobierno.
 
Entiendo completamente que una campaña electoral tiene diversos instrumentos comunicativos para poder captar al elector; pero también entiendo como amazonense comprometido con su tierra, que ese principal instrumento NO pueden ser ritmos musicales donde los candidatos se pintan como “ángeles salvadores”. El “ritmo” de la política amazonense, NO puede basarse en una comunicación política anómala. No es bueno para el elector, no es bueno para el desarrollo de la región.
 
Como electores amazonenses, que tenemos el poder de elegir nuestras autoridades, debemos tener dos actitudes supremas en esta campaña electoral: REFLEXIONAR Y EXIGIR. Reflexionar las mejores propuestas, las mejores hojas de vida de los candidatos; no dejarnos guiar nuestro voto por la mejor “propaganda musical” o el más ostentoso regalo que te puedan dar los candidatos. Ni tampoco guiarnos por campañas millonarias. Exijamos debates de propuestas legislativas y planes de gobierno coherentes; exijamos una campaña electoral limpia y transparente; exijamos que no nos engañen, ni “pinten pajaritos” con algún ritmo “halagacandidatos”.
 
Los electores amazonenses debemos estar precavidos y expresar siempre: ¡Yo como amazonense tengo los destinos de mi región y este 10 de abril no pienso votar por la mejor “cancioncita” o el mejor regalo; yo amazonense, comprometido con el desarrollo de mi región y responsable por el futuro de mis hij@s; votaré por las mejores propuestas legislativas y por un Plan de Gobierno coherente! Tristemente para nuestra región, eso no existe.
 
De esta manera aseguramos un desarrollo esperanzador y plausible de nuestro Amazonas. El “ritmo” de la política amazonense está en nuestras manos, a saberlo conducir por el buen sendero. Es nuestro deber como amazonenses.

lunes, 29 de febrero de 2016

¿Y DESPUÉS DE LA FOTO QUÉ?
 
 

Son tres candidatos presidenciales (incluidos sus candidatos al Congreso por Amazonas) quienes han visitado la zona del derrame de petróleo en Chiriaco, entre ellos el Sr. Acuña, la Sra. Fujimori y la candidata Verónika Mendoza; pero lamentablemente solo son visitas coyunturales, aprovechando el candor político para ganarse algunos puntos, simpatías y votos de los peruanos y amazonenses. No me sorprendería que otros candidatos estén programando visitar esta zona con esos mismos fines.
En resumen, ¡llegaron para la foto!, las cámaras, y luego se fueron. Se mancharon las manos con petróleo (marketing político potente), se acomodaron con su mejor perfil, posaron para las cámaras, y listo: difusión en periódicos, radios y televisión asegurados en Amazonas y a nivel nacional.
¡Qué nos creen estos candidatos!, qué los amazonenses somos tontos o perdemos la memoria, qué nos van a venir a atarantar que ahora son defensores de las poblaciones originarias y de su medio ambiente. No plantearon ni una sola propuesta viable, sostenible y aceptable para mitigar estos daños, y las posibles consecuencias ambientales y sociales en un futuro gobierno. Solo se lamentaron, echaron la culpa a PETROPERÚ y al Gobierno, y listo...no hay más. ¡El objetivo cumplido!: Solidarizarse con las poblaciones afectadas para asegurar votos.
¿Creen que van a venir ahora a defendernos, cuando en realidad su único objetivo es éste? Usted Sra. Keiko, que es bien sabido que es  accionista en varias minas, ¿acaso no vienen esas sus minas, destruyendo sistemáticamente la ecología y el hábitat donde viven poblaciones vulnerables?
Por qué no se pronuncian e hicieron visitas, cuando hace meses atrás se han venido produciendo derrame de  petróleo y fuga de gas en Cusco, Ayacucho o Cañariaco en Lambayeque, por qué no reclaman cuando sistemáticamente se viene destruyendo los bosques y contaminando el agua todos los días. Porque no visitaron las áreas deforestadas de Madre de Dios que hace la minería informal. AH CLARO, PORQUE NO ESTABAN EN CAMPAÑA ELECTORAL PUES.
¡A nosotros no nos vengan a atontar! A la reserva moral del Perú y Amazonas, que son nuestras comunidades Awajun, no les vengan a “pintar pajaritos”. No nos vengan a robar la conciencia pulcra y limpia de nuestros hombres y mujeres indígenas, no nos vengan a dar discursos vacíos y populistas, que de eso ya estamos curtidos.
Sus candidatos al Congreso por Amazonas, solamente les acompañaron para aplaudirlos. ¿Acaso ellos y ellas vienen discutiendo propuestas concretas para  hacer frente a la contaminación y la destrucción de ecosistemas en Amazonas? ¡Población amazonense!, ¿acaso ustedes conocen de alguna propuesta concreta sustentada por estos candidatos? ¡Simplemente no las hay, porque no existe capacidad para construir esas propuestas! La mayoría de candidatos en nuestra tierra, son mercenarios del negociado de la política, por eso están ahí. No por su capacidad reconocida.
Los amazonenses, solo, y solo si sabemos que cuando ustedes ya lleguen al poder, se olvidarán de los derrames de petróleo, fugas de gas, destrucción de bosques, contaminación del agua, extinción de animales vulnerables, enfermedades producidas entre los niños; y cuando salgamos a reclamar por el respeto a nuestro hábitat y ecología; ustedes que ahora vienen a ensuciar sus manos con petróleo, sacaran al frente a los policías y soldados (hijos del pueblo) a callar nuestras voces con balas, a matar a hermanos indígenas, a poner como carne de cañón a los policías.
Ahí, cuando estén arriba, en el poder, ya no vendrán a ensuciarse las manos con petróleo, ya no harán sus “show mediáticos”, porque ya “robaron” el voto del pueblo. Consiguieron el objetivo de estar en el poder. Más nuestros pueblos y su medio ambiente seguirán sufriendo las consecuencias de un Estado débil, que viene destruyendo cada día su hábitat, su “gran hogar”.
Pero de una cosa si estamos seguros, los amazonenses ya no somos los de antes, los tontos y olvidados, ahora tenemos MEMORIA Y VOZ, y éstas nos permitirán recordar y gritar siempre que estaremos alertas y levantándonos cuando, ustedes desde el poder, querrán hacer de nuestro hábitat, de nuestra ecología y sus pueblos, su “patio trasero”. Acá estaremos los amazónicos y amazonenses para defendernos.

lunes, 22 de febrero de 2016

“DE LA SELVA VERDE, A LA SELVA NEGRA”
 


El Perú históricamente no ha sido un país petrolero si es que le comparamos con Venezuela o nuestro vecino Ecuador; este último tiene una importante producción petrolera manejada responsablemente por el Estado ecuatoriano. Se imaginan a nuestro país  produciendo petróleo como estos países, las selvas serían negras y los ríos corrientes de crudo, si es que nos guiamos con los últimos derrames de petróleo ocurridas en nuestras tierras de Amazonas y Loreto.
Lo ocurrido en Amazonas, específicamente en el distrito de Chiriaco, es la clara muestra de un Estado institucionalmente débil, desconectado completamente de los procesos y de los pueblos amazónicos en este caso. Un Estado que tiene solo como discurso a la inclusión, más no como una praxis de acción en el campo.
Pero el derrame de petróleo no solamente es una problemática que está ocurriendo en nuestro Amazonas, somos el segundo departamento más deforestado; cada minuto quitamos la vida a los árboles, convirtiendo nuestras montañas en un terreno paramo, propio para el beneficio de los intereses extractivitas. El derramamiento de petróleo es un hecho coyuntural, una fotografía del momento, si es que le comparamos con el nivel devastador que estamos realizando con la destrucción permanente de nuestros bosques, destruyendo hábitats, ecosistemas e inclusive destruyendo bosques de neblina, proveedores de nuestro líquido elemento: el agua.
Lamentablemente las selvas verdes y sus espejos los ríos, se han transformado en “tinta negra”. La destrucción ecosistémica, sumada a las consecuencias sobre la agricultura, la pesca y la convivencia humana, ha acarreado consecuencias nada gratas para el desarrollo de Amazonas. Un departamento pobre y excluido, con débil presencia nacional, donde sus habitantes originarios ven quebrantados sus relaciones horizontales con su ecología, con un derramamiento petrolero que muestra por un lado la debilidad institucional de un Estado excluyente, y por otro lado evidencia las necesidades de pueblos que conviven en extrema pobreza y que por dinero (dos soles) son capaces de arriesgar sus cuerpos y vidas limpiando sus selvas del lamentable derrame. Es desgarrador ver al futuro de Amazonas, del Perú; a niños y niñas manchados de color negro, solo por el hecho de ganarse unas monedas y hacer respetar su ecología.
Los amazónicos basan su alimentación en los ríos, siempre ha sido así y lamentablemente a esos ríos los vienen “envenenando” sistemáticamente. ¡La “venas de la vida” en la Amazonía, los vienen destruyendo! Es contraproducente no observar las reacciones de los actuales candidatos presidenciales o congresales, sobre este hecho avasallador ¿Qué dicen los candidatos por Amazonas? Es lamentable, no ver la reacción oportuna y decidida de nuestro Gobierno Regional (parte descentralizada de este Estado débil). Es irónico que la población peruana solo se sucumba a estar pendiente de “debates” superfluos de las campañas electorales nada productivas e insignificantes, discutiendo plagios, nacionalidades y corrupción de candidatos; y no nos interesemos de la destrucción sistemática que hacemos en nuestro hogar amazónico.
Aplaudo desde esta tribuna las iniciativas de protesta ciudadana que se están realizando desde las redes sociales, lamentablemente estas protestas deberían formalizarse institucionalmente y ser encabezadas por el Gobierno Regional y los gobiernos locales de Amazonas. Se tiene que exigir que de acuerdo al artículo 9 de la Ley N° 28611 se adopte medidas de restauración y reparación de los daños ocasionados por PETROPERÚ. Justamente es esta empresa estatal, muestra institucional de la debilidad que vengo abordando en el presente artículo.
Siendo nuestro Perú un país minero y de producción de hidrocarburos, se debe exigir a las empresas públicas y privadas, altos estándares de responsabilidad ambiental y prevención ante este tipo de situaciones. El Gobierno Regional de Amazonas, debe exigir que el próximo Congreso debata leyes para la prevención y celeridad ante la contaminación ambiental, y que se impulse desde el parlamento (¡a ver si nuestros próximos congresistas le ponen en agenda!), una ley del bono de recomposición ambiental, que no solamente se active cuando exista derrames u otro tipo de contaminación, sino que se promueva un bono financiero directo a las comunidades por el usufructo de sus recursos y tierras.
Solamente de esta manera estaremos hablando de una verdadera igualdad e inclusión social, solamente de esta manera estaremos haciendo respetar los derechos de nuestros pueblos, solamente de esta manera dejaremos de tener “selvas negras y deforestadas”. Señor gobernante regional, sea usted la cabeza visible de estas protestas ciudadanas, le agradeceremos como amazonenses.