jueves, 22 de septiembre de 2016

¿DE RODILLAS ANTE EL FUJIMORISMO?, NOSOTROS NUNCA!!!


¡Ya me cansé…! Desde cuando en el país hay que pedir permiso al equipo perdedor, osea al fujimorismo, para solicitar facultades legislativas en favor del país, que se ha creído la bancada fujimorista para petardear el desarrollo del país y retrasar lo que se ha venido trabajando y construyendo.
Hasta cuándo vamos aguantar la “mano blanda” de este gobierno, ¿para eso votamos por ustedes? Estoy harto que una “sarta” de 72 personajes que no tienen trayectoria política, o si lo tienen es muy dudosa o están investigados por juzgados, quieran venir a poner “agendas” de acuerdo a sus caprichos y ojerizas de venganza que tienen contra más de la mitad del pueblo peruano que les dio la espalda.
Que se creen est@s “sátrapas” de la política, deficientes intelectuales, que la mayoría están sentados allí sin saber el porqué de su cargo político, y que están bien “digitalizados” por una cúpula fujimontesinista que han llevado al descalabro a nuestro país, y todavía con sus actuales poses revanchistas, caricaturizados por una “lideresa” que no sabe actuar como una demócrata ante su pérdida electoral en las urnas; quieren ahora “mangonear” a un gobierno que todavía no actúa con la fuerza de remate que tuvo el pueblo peruano para hacerles sentar en el Ejecutivo.
¡Estoy harto!, de esta clase de Congresistas que tenemos, estoy harto desde hace tres décadas de esta “escoria” parlamentaria que se hacen llamar insanamente políticos, que engañan al pueblo presentando la Política con acciones de patanería, majadería, insulto, prepotencia y  dictadorismo.
Que se han creído estos parlamentarios fujimoristas con el hecho de querer darnos “cátedra” sobre fiscalización, anticorrupción y transfuguismo cuando su partido político y sus líderes son los creadores de estas taras de la democracia. Que se han creído estos personajes para enseñarnos sobre la macroeconomía, la democracia, el desarrollo energético o los impuestos cuando sus president@s de comisiones y compañías, a las justas han terminado la primaria, o se han graduado vía internet, o su principal actividad laboral es haber sido meseras o dueños de minas informales.
¡Estoy harto!, de tener esta clase política, donde los que insultan, vociferan y amenazan (les suena un tal Becerril) vienen a dirigir los destinos de mi país; mientras que un profesor de universidad, graduado con altos honores académicos, o un militar con altos estudios en defensa nacional, estén “mendigando” por un sueldo en una universidad o en un cuartel con deficiencias logísticas y presupuestales.
Mi indignación es tal que 72 fariseos de la política, elegidos por un sistema electoral fallido vengan a mecer y hacer temblar a un gobierno que se está mostrando muy débil, políticamente hablando. Estos 72 “ignorantes de la política” no pueden venir a labrar mi destino, no pueden venir a decirnos cuál es el destino de millones de peruanos. Su revanchismo político, su tarades política, su odio visceral a la democracia y amor a la dictadura, no puede ser una barrera para el desarrollo de mí, de ustedes y del país en general.
Si el gobierno sigue mostrando debilidad y miedo ante 72 incompetentes de la política; estamos acá, las masas, las fuerzas vivas de la sociedad, para mostrarlos nuevamente que este país se respeta; y que sus prepotencias e insultos, sus aires dictadorzuelos o su imposición de agendas no van a prosperar. Existimos todavía gente que pensamos y analizamos. Que se han creído ustedes “cavernarios de la política”, que los votantes y el pueblo peruanos somos idiotas, brutos o tarados; pues déjenme manifestarles que existimos muchos peruanos que no somos como ustedes.
Estamos acá “cúpula fujimorista cavernaria”, no van a hacer lo que se les da la gana. El Perú es más grande que ustedes 72 “iletrados de la democracia”; o su lideresa desde su fantasmal trono les pone orden, o nosotros lo hacemos desde las calles. Ustedes eligen, el hartazgo tiene su límite.

LA DEMOCRACIA TAMBIÉN SE HACE EN LAS CALLES

martes, 13 de septiembre de 2016

SEÑOR DE GUALAMITA, EL SANTO DE LOS AMAZONENSES
 


Me contaba mi abuela Julia Castañeda que el Señor de Gualamita fue traído a estas tierras en 1719. “Hijo, un señor de apellido Vallejos y su esposa, en compañía de sus hijos, se dirigían por un camino desde Cusco a Quito en busca de un mejor porvenir, llevando la imagen de Jesús Nazareno, que fue adquirido por 90 pesos en una iglesia abandonada. Recorriendo diferentes pueblos por el camino de piedras (camino inca), decidieron descansar en el valle de San Pedro de Cuemal (actual anexo del distrito de Lamud). Los pobladores de este valle les hicieron el recibimiento con danzas autóctonas, bailes de las pallas y costumbres del pueblo.”
Al transcurrir la noche, acabados los oficios religiosos, los naturales del valle escuchaban cánticos y melodías extraordinarias provenientes de la casa donde estaba hospedada la familia Vallejos, los naturales iban al hogar para alabar a la imagen. Mi abuela emocionada me decía: “Muchacho, estas adoraciones religiosas llenaban de profunda emoción y fe a los naturales de Cuemal, el nazareno quería ya quedarse”. Después de pernoctar varios días, la familia decidió continuar su viaje a Quito y cuando fueron a cargar la caja de madera donde llevaban la imagen del santo, ésta se hizo tan pesada que no pudieron levantarlo. Los pobladores intuyeron entonces que la imagen quería quedarse por estos lugares, por lo que pidieron a la familia Vallejos que dejaran la imagen, comprometiéndose los naturales a construirle una capilla en el valle de Gualamita y adorarlo.
La imagen desde entonces se llamó Señor de Gualamita, y se convirtió en el santo patrono de toda la Provincia de Luya y me atrevo a calificar sin duda, que Gualamita es el santo patrono de los amazonenses. La festividad se inicia el 1 de setiembre y culmina el 15 del mismo mes. Desde los primeros días las actividades religiosas dominan la escena por medio de las novenas, organizadas por las familias “reconocidas” del distrito. En estas novenas se plasman diversas oraciones y cantos religiosos, donde los principales actores son las familias pasantes y los devotos de la ciudad, acompañados de apetitivos como café, tamales, humitas o juanes; o en todo caso, también se degusta licores típicos como el aguardiente y los “compuestos”.
Los días posteriores continúan diversas actividades culturales, donde las diferentes instituciones educativas de la provincia organizan eventos presentando noches teatrales y convocando a autoridades y población en general. También se hace un recibimiento a las bandas de músicos que vienen a amenizar la festividad. Las comparsas van acompañadas de danzantes y mayordomos de la fiesta quienes se encargan de bailar e invitar comida y tragos típicos. Estas mismas comparsas, también se encargan de hacer el recibimiento a la “caravana de paisanos” que vienen de diversos lugares del Perú y del extranjero para ser partícipes de la fiesta patronal. Este acontecimiento es de suma trascendencia porque tiene un significado de repotenciar la identidad y mancomunidad. La identidad de los que están lejos, y vienen a reafirmar sus raíces con sus tradiciones y folklore, y la mancomunidad de la población que reciben a sus amigos y familiares, formándose espacios de confraternidad y jolgorio comunal.
Otra de las actividades principales son las noches deportivas donde acuden equipos de voley y fulbito de diversas provincias como Chachapoyas, Bongará, Rodríguez de Mendoza, Bagua y Utcubamba. En estas actividades resaltan los “clásicos” de voley y fulbito entre los equipos de las localidades de Lamud y Luya. Encuentros deportivos intergeneracionales que se tornan en verdaderas rivalidades que van más allá de lo deportivo, debido a que ambas localidades históricamente han tenido pugnas comunales propias de los pueblos de nuestro departamento.
Se celebra también festivales gastronómicos y ferias agropecuarias. En los primeros, se presentan los diversos platos típicos de la localidad donde se degustan los apetitivos y licores de Lamud. Destacan el cuy con papas, los tamales, humitas y juanes, la carne enrollada, la chochoca, etc. La feria agropecuaria es un “muestrario” de los principales productos como la papa, el maíz, la yuca, diversas frutas, etc; y también se muestran algunos animales de la región.
Las actividades principales de la fiesta patronal se dan los días 13 y 14 de setiembre. El día 13 se inicia con la “carrera de chasquis” quienes recorren diversos sitios turísticos y pueblos de la Provincia de Luya. Inmediatamente se realiza quizás la actividad cultural y folklórica más importante del nororiente peruano debido a sus diversos elementos costumbristas: el Hatún Luya. Para esta actividad se hacen presentes diversos representantes de los pueblos de la provincia quienes con danzas ancestrales y representaciones teatrales dan a conocer el majestuoso y variado folklore de sus pueblos.
El Hatún Luya, es un especial momento y espacio de profunda evocación de las identidades y folklore de los pueblos de la provincia, espacio y momento único donde todos muestran el rico potencial cultural y turístico que guarda la Provincia de Luya. Por la noche se realiza el baile comunal y la serenata de vísperas al frente de la iglesia principal. El patrono es sacado de la iglesia para ser conmemorado con música, bailes, rancheras y fuegos artificiales.
El día central, 14 de setiembre, corresponde a la procesión de la imagen. Autoridades, instituciones diversas y población en general acompañan al Señor de Gualamita por las diferentes calles de la ciudad de Lamud. Al ritmo de la banda de músicos y danzantes autóctonos, la procesión recorre las calles estrechas que se engalanan con adornos, serpentinas y alfombras de flores. Los danzantes con sus ritmos y música honran al señor con el sonido de los pututos y las shacapas.
Es común que representen la danza del Chuquiaj, un antiguo baile de épocas preincas y que incluso se encuentran grabados de dicha danza en pictografías. La danza consiste en tres bailarines quienes realizan diferentes movimientos imitando a un ave local: el Chuquiaj, al ritmo de flauta, tambor y pututo. Los danzantes hacen uso de vestimenta donde se destaca el uso de plumas de Chuquiaj en la cabeza y el uso de sonajas o “shacapas” en los pies, que son elaborados a partir de las semillas de un árbol que crece en las montañas del Huaylla Belén.
Los danzantes bailando junto a una imagen católica es muestra del sincretismo cultural que se ha dado históricamente en esta provincia: los danzantes representando a la cultura autóctona de los Luya y Chillaos, y el Señor de Gualamita, a la cultura de los españoles. El día culmina con un baile social donde concurre la población para cerrar su festividad patronal al ritmo de alguna agrupación de “cumbia moderna”.
El día 15 es la despedida de las diversas delegaciones deportivas y culturales, como también la despedida a los paisanos que vinieron a ser parte de la fiesta en honor al Señor de Gualamita: Patrono de la Provincia de Luya.  Existen actividades costumbristas que están desapareciendo en torno a esta fiesta y que sería bueno ponerlos en valor como:

·      El “Tinguchi – Cuy”: Es el agasajo anticipado por el caporal mayor a todas las personas comprometidas a colaborar con los preparativos para el buen desarrollo de la fiesta. En este agasajo participan las Piumbras (servidoras de la chicha), las Alto – Ricuy (servidoras de dulces y panes), la Cocinera (encargada de preparas los diferentes potajes) y las Sirvientas (realizan el servicios de mozos).

·      El “Yanta – Pallay”: Es la junta o recojo de la leña. Familiares y amigos del caporal se dirigen a los poteros y bosques a recoger la leña. Ayudados con acémilas conducen toda la leña recogida a la casa del caporal mayor. Esta actividad está acompañada por banda de músicos y danzantes.

·      El “Labra – Cuy”: Consiste en el labrado de las velas para la iluminación de la iglesia en los oficios religiosos.

·      El “Flete – Aviay”: Grupo de personas encargadas de recopilar productos en los pueblos cercanos, que servirán para la atención en los días de fiesta.

·      El “Amasay”: Consiste en la preparación de panes y dulces. Esta actividad lo realizan el grupo de amasanderas llamadas “Alto – Ricuy”.

El Señor de Gualamita es sin duda el patrono de nosotros los amazonenses, disculpen ustedes paisanos de Lamud, pero déjenos que los amazonenses nos “apropiemos” de Gualamita. El santo milagroso, que me acompaña siempre, que nos acompaña en la ruta de la vida. Señor de Gualamita, tú que “caminas” en las chacras con tus llanques y tu túnica inundada por el cadillo, vela por el pueblo amazonense, para su verdadero y ansiado desarrollo. Tu festividad patronal, la mejor festividad costumbrista de Amazonas y el nororiente peruano, es sin duda el esfuerzo de tus hijos e hijas para deificarte y adorarte; y sentir entre los bailes, albazos, novenas y competencias la unión de un pueblo y una provincia, con su gente de acá y de afuera; la unión de una fe religiosa que rebasa fronteras.

¡Gracias Señor de Gualamita por ser parte de nuestras vidas, por ser parte de la historia de Amazonas!

lunes, 29 de agosto de 2016

¡QUEMAS TUS BOSQUES, DESTRUYES TU HOGAR!
 
 
Con total indignación observo perplejo como los bosques y cerros de Amazonas se vienen quemando y destruyendo por la “absurda” idea de que atraerán las lluvias. Un pensamiento que deviene desde épocas antepasadas, y que ha colaborado a convertir al departamento de Amazonas, en el segundo más deforestado del país después de San Martín.
 
Las montañas de Amazonas, alguna vez fueron bosques inmensos con hábitats diversos para la flora y la fauna; las montañas que rodean a Chachapoyas, Luya o Bagua fueron inmensos depósitos de convivencia biológica hasta que el hombre, principalmente provenientes de los andes, se asentó en estos espacios y comenzaron a destruir para ampliar la frontera agrícola. Así se ha ido transmitiendo por generaciones esta “cultura agraria” de la roza y quema. Hoy nuestros bosques y cerros, son las caretas de esta civilización y desmedido apogeo. La diferencia es que en siglos anteriores nuestros antepasados igualaban su racionalidad de ampliación agrícola, con el manejo equilibrado y la adoración a ciertos elementos de la ecología, que conllevaban a su posterior conservación.
 
Hoy en cambio ese equilibrio ecológico ha sido roto, la conservación es lo menos que se practica, interesa más la ampliación de la frontera agrícola con la finalidad de obtener recursos económicos a cualquier costo.
 
Hoy los bosques y cerros vienen siendo quemados, por la “creencia” que atraerán las lluvias. Craso error en el pensamiento del campesino y no campesino. No quiero atribuir toda la culpa a ellos, quiero también apuntalar que hay errores graves provenientes de autoridades regionales y municipales. Por ejemplo, la ausencia de una política regional ambiental de conservación, es parte de la causa que viene destruyendo los cerros y montañas.
 
Hace unos días se llevo a cabo la Audiencia Regional, acaso se habló del tema ambiental y sus políticas de estudio, conservación y planes de contingencia. ¡No Pues!, son temas que no involucra fierro y cemento. ¿Qué está haciendo la Fiscalía del Medio Ambiente?, ¿qué acciones viene realizando la gerencia Regional de Medio Ambiente?, ¿las municipalidades han elaborado alguna ordenanza municipal para evitar y sancionar este delito? Al parecer no existen acciones para abordar esta problemática.

Ante esta situación propongo algunas acciones que se deberían realizar para no permitir estos hechos y mitigar los daños que producen:

·         Primero: El Gobierno Regional debe tener una política de estudio, conservación y respeto por el medio ambiente, con un presupuesto asignado a cada acción y actividad a realizar. Si no tenemos eso, estamos navegando entre nubes.

·         Segundo: Las municipalidades deben emitir ordenanzas de conservación del medio ambiente y mecanismos de sanción económica al que destruye su entorno.

·         Tercero: Intensa capacitación en instituciones educativas y comunidades campesinas sobre la importancia del medio ambiente y las sanciones que existen si se destruye la ecología. Hacer hincapié que la quema de bosques y cerros no atrae la lluvia.

·         Cuarto: Intervención  “ex ante” y “ex post” (antes y después), y de manera articulada, de la Fiscalía del Medio Ambiente, de la Gerencia Regional de Medio Ambiente, Defensa Civil, Municipalidades, rondas campesinas y otras instituciones; en acciones de conservación, contingencia y/o reparación de daños; y no dejárselos solamente a la Comunidad o a los Bomberos que exponiendo sus vidas afrontan el problema.

·         Quinto: Es necesario un registro catastral de los bosques y cerros, donde justamente ocurre esta catástrofe, y a partir de allí identificar a los actores y dueños de estos espacios, quienes son principalmente los que inician con las quemas. De esa manera se tendría un mejor manejo de las capacitaciones, conservación y sanciones.
Son estas cinco propuestas, una partida inicial para afrontar esta problemática, existen otras que podrían también tomarse en cuenta. Estas acciones permitirían conservar los cerros y bosques de nuestro departamento, conllevaría a tener una “cultura de conservación” del medio ambiente, apuntaría a tener planes de contingencia de manera articulada para afrontar los daños y consecuencias; en suma, evitaría no solamente la destrucción de nuestra flora y fauna, evitaría la muerte de personas, tal como ocurrió en el Poblado de Chocta, donde ha muerto una persona debido a la quema de cerros y bosques.
 
Está en las autoridades y la ciudadanía la protección y conservación de nuestro hábitat, la convivencia equilibrada en nuestro hogar. ¡No más bosques y cerros humeantes, no son chimeneas; cuidémosla porque son la vida misma!

lunes, 1 de agosto de 2016

EL OLLANTA HUMALA QUE SE NOS FUE
 
 
Los momentos más conmovedores de un Presidente de la Republica, hablando en términos de “política emocional” deben ser cuando asumen el cargo y cuando lo dejan. Son dos momentos que reflejan las antípodas para el caso peruano, porque en el Perú muchas veces un Presidente es recibido entre vítores, aplausos y altos grados de aceptación; y es despedido entre pifias, reclamos y niveles pésimos de aprobación popular.
 
Ahora que los flashes y las cámaras apuntan al nuevo Presidente PPK, es necesario voltear el reflector y analizar el quinquenio del Presidente Humala; un Presidente que no tuvo la muñeca política adecuada, porque tal vez se hubiese ido con un puntaje aceptable como los Presidentes Toledo y García. Es que el Perú es muchas veces “castigador” con los Presidentes salientes, y allí están las muestras: ex presidentes en la cárcel, con denuncias y juicios diversos o defenestrados por el voto popular.
 
Ollanta Humala entró con la ambición de derrotar la inseguridad ciudadana y la pobreza, lo primero fue un desastre porque la inseguridad aumento en el país, pero lo segundo en cambio es bueno resaltar, porque su maquinaria de programas sociales se constituyeron quizás en lo más destacable de su gobierno, porque tanto Qali Warma, Pensión 65, JUNTOS o Beca 18, se han constituido en los pilares de lucha contra la pobreza y mejora de los niveles educativos. Se invirtió en el capital social con estos Programas, y eso es bueno, los frutos se verán en 15 o 20 años, el esfuerzo siguiente es mejorar su focalización.
 
La nota oscura del gobierno de Humala fue la “intromisión política” de su esposa en asuntos del Estado. La señora Nadine tenía todo el derecho de participar activamente en el Gobierno de su esposo, pero desde otra óptica, siguiendo los estándares constitucionales sin opacar a su esposo. En un país machista y patriarcal, la intromisión política de la esposa del Presidente no se veía del todo bien, sabiendo que existen añejos “sabuesos políticos” que a la primera intervención de Nadine en el escenario político, potenciada por su alta popularidad, comenzaron a calificarlo y desprestigiarlo hasta tal punto de estar por debajo del 10% de aceptación.
 
La política peruana, si es que se puede llamarlo POLITICA, es esto; una maquina demoledora de carne, que no deja HACER ni HACE nada; y ante ello no tener una estrategia política y actores políticos activos, terminas hecho trizas, terminas como el Gobierno del Presidente Humala. No solo bastan los TECNICOS para gobernar, sino también los hacedores y pensadores de POLÍTICA.
 
Veamos, a la pareja Humala – Heredia los espera una etapa difícil, judicialmente hablando; pero a la vez podría ser un potente mecanismo político que los reivindicaría al 2021 (sobre todo a Nadine), si es que salen bien librados de estos procesos judiciales que, digámoslo, no existen pruebas contundentes para sancionarlos, lean a Rosa María Palacios, una abogada conocedora de estos temas.
 
Pero reflexionemos, y aclarando que soy independiente en cuanto a posturas políticas; en lo referido a infraestructura, educación e inversión social el Gobierno de Humala NO fue malo, al contrario es digno de destacar su actuación a nivel de provincias. Los programas sociales, educativos y de infraestructura se han expandido a nivel nacional.
 
Por ejemplo, los amazonenses no debemos ser mezquinos y reconocer que el Gobierno de Humala, como ningún otro Gobierno estuvo siempre entre nosotros, inaugurando diversas obras o implementados proyectos o programas. Veamos: colegios emblemáticos en Luya-Lamud, carreteras y puentes en Bagua y Condorcanqui, hospitales y centros médicos en diversas provincias, el Programa JUNTOS interviene en todas las provincias, Qali Warma viene atendiendo en los centros educativos con desayunos y almuerzos, Pensión 65 beneficia a los campesinos y nativos amazonenses, programas laborales primera vez ingresaron a nuestro departamento, el COAR viene formando a los futuros dirigentes y pensadores amazonenses con educación de calidad, están en proyectos la ejecución de diversas carreteras para construcción y asfaltado; y cerrando con broche de oro, el primer teleférico para el transporte de turistas en el Perú se hizo en Kuelap.
 
Es necesario también reconocer las cosas buenas y no hacer leña del árbol caído. Si Amazonas todavía sigue sumergida en la pobreza y el abandono, mucho se debe a nuestros Congresistas, autoridades regionales y locales que no mueven un dedo; el Gobierno Nacional, este último quinquenio, hizo mucho y esperemos que PPK fortalezca su intervención. Nosotros los amazonenses no debemos quedarnos con las manos cruzadas, también poner el hombro desde la trinchera donde nos encontremos. El Ollanta Humala que se nos fue, ha dejado la valla alta en Amazonas, está en tod@s nosotros el reto de superarlos para el desarrollo de Amazonas y el país.

lunes, 25 de abril de 2016

AMAZONAS: TRES AÑOS CONSECUTIVOS EN LA CÚSPIDE DE LA POBREZA

Mientras todavía estamos con la resaca electoral y en Amazonas aún queda la esperanza de la mejora del nivel de los nuevos parlamentarios, aunque éstos, ya elegidos SE AUSENTARON de nuestro departamento; el INEI acaba de publicar la semana pasada el informe sobre la “Evolución de la Pobreza Monetaria 2009-2015”.
La pobreza monetaria considera a aquellas personas que residen en hogares cuyo gasto per cápita (por persona) es insuficiente para adquirir una canasta básica de alimentos y no alimentos como vivienda, vestido, educación, salud, transporte, etc. Según este último reporte durante los últimos cinco años, 2 millones 285 mil peruanos dejaron de ser pobres, si en el 2011 la pobreza era de 27,8% el año 2015 la pobreza disminuyó a 21,7%.
Amazonas, nuestro departamento, por tercer año consecutivo encabeza la pobreza monetaria en el Perú junto a los departamentos de Cajamarca y Huancavelica, su pobreza se encuentra en el rango del 44,7% al 51,6%; es decir casi la mitad de su población invierte menos de S/ 315 soles mensuales por persona para satisfacer la canasta básica familiar. En comparación al año pasado, Amazonas se ha recuperado pero ello se debe principalmente al crecimiento económico y el efecto de los programas sociales nacionales que contribuyeron a la mejora.
Nuestro departamento el año 2009, estuvo en un segundo grupo de departamentos más pobres y lamentablemente para la región, desde el 2013 Amazonas ahora ocupa ese primer grupo de departamentos más pobres. La anterior administración del gobierno regional, con su “gobierno del más capaz”, nos situó en ese “primer lugar”; y actualmente el  gobierno regional “JUSTO Y SOLIDARIO” nos sigue manteniendo en ese lugar nada privilegiado de departamentos más pobres.
Señor Gobernador Regional, ¿qué ha hecho usted y su administración regional de casi año y medio, para sacarnos de ese primer grupo de los más pobres del Perú a pesar que tiene mejor presupuesto asignado? Casi NADA. Los indicadores económicos y sociales todavía siguen siendo paupérrimos, a pesar de las diversas potencialidades que ostenta nuestro departamento a nivel humano, ecológico y cultural.
La gestión y política de una región no solo es NO dar la cara a la población y enviar “emisarios” para afrontar los problemas (disculpe por lo emisario señor Navas), NO SOLO es apoyar flagrantemente a los candidatos al Congreso, también siéntese con ellos que ahora ganaron gracias a su apoyo, para proyectar salir de ese grupo de más pobres. Señor Horna, hacer gestión y política NO ES experimentar los cargos regionales con funcionarios; hacer gestión y política debería haber sido sacarnos de este primer grupo de departamentos pobres.
Señores nuevos Congresistas, ahora que les falta juramentar para sentarse cinco años en el Parlamento, espero que NO vayan a “cobrar” los gastos de instalación, sobretodo el número 1 que tiene residencia en Lima, y que ese presupuesto sea destinado por ejemplo a las comunidades afectadas por el derramamiento del petróleo, y no vayan con ese que es “nuestro dinero”, destinarlo a recuperar la millonaria inversión que hicieron en gasto de campaña.
Señores Congresistas, supongo que así como en campaña, ahora también estarán recorriendo los pueblos, ya no para hacer pintas, regalos y fiestas; sino diagnosticando  quienes son los más pobres para proponer a los diversos sectores paquetes de proyectos de leyes que permitan, migrar de ese primer cinturón de pobreza que nos muestra hoy el INEI.  
Este nuevo reporte del INEI, confirma que seguimos en lo más hondo de pobreza en el Perú, no podemos estar peor. Pongamos todos el hombro, para reflotar a la región y sus pueblos. La visión del pueblo amazonense al bicentenario, debería ser un departamento con menos pobreza y más igualdad, para ello necesitamos un presidente regional y congresistas visionarios; necesitamos nuevos líderes, con capacidad y coherencia. ¡Seguiremos esperando!

miércoles, 13 de abril de 2016

GANÓ EL VOTO DE PROTESTA EN AMAZONAS

 
Los últimos resultados para el Congreso en Amazonas, arrojan que las dos curules parlamentarias se los lleva el fujimorismo con más de 44 mil votos obtenidos, pero no es de sorprenderse debido a que los dos electos Congresistas tuvieron una campaña propagandística agresiva en los medios de comunicación y campaña visual pomposa a través de paneles y pintas en todo Amazonas. Es que en el Perú para llegar al Congreso, no necesitas tener propuestas, ni alternativas de solución para los problemas; sino lo que necesitas es “invertir” agresivamente y tener una “política clientelista” de dádivas y regalos para los votantes, y por ahí buscarse un ritmo musical, deformar la letra de acuerdo a las características “supuestamente” positivas y resaltantes del candidato; y listo, tienes tu asiento asegurado en el Congreso.
En este momento no podría felicitar a los dos electos Congresistas porque existe un antecedente inmediato; un tal actual Congresista Héctor Becerril, elegido por el partido de la señora Keiko, un personaje que no hizo nada por Amazonas y que se ha convertido en el peor representante político que haya tenido la historia amazonense y lamentablemente reelegido por el fujimorismo en Lambayeque. Un premio que le da Fuerza Popular a su ineficiencia y mediocridad como Congresista en Amazonas. ¡Qué triste es la política peruana!  
Flamantes Congresistas, los felicitaré, cuando verdaderamente les observe luchando desde el Congreso por el progreso de este nuestro tercer departamento más pobre del país. Discúlpenme ustedes. Ahí recién el pueblo amazonense los felicitará, por ahora no.
La resaca de las elecciones en Amazonas nos deja dos enseñanzas: primero, que el gasto agresivo en campaña por supuesto que puede llevar dos Congresistas del mismo partido; y segundo, que en Amazonas existe un Voto de Protesta muy claro. Un voto de protesta que no tiene ideologías, un voto de protesta que no se “vendió” al mejor postor, un voto de protesta que en ningún momento encontró en los candidatos, propuestas para el desarrollo de Amazonas. Ese Voto de Protesta,  alcanza más de 60 mil ciudadanos amazonenses con principios que eligieron la opción BLANCO y/o NULO. Que dijeron a través de su protesta democrática, ¡queremos el verdadero desarrollo de Amazonas!, NO queremos más Becerriles, ni Nayaps.
Ese Voto de Protesta, juntamente suman mucho más que los votos obtenidos por los dos candidatos fujimoristas, y si a ello sumamos los más de 26 mil votos que obtuvieron los partidos que propugnaban el cambio al actual sistema económico del “chorreo” y NO del crecimiento igualitario y sostenible (Frente Amplio, Acción Popular y Democracia Directa); aproximadamente 80 mil electores en Amazonas han sabido decirle NO al continuismo económico avasallador de derecha.
En Amazonas, dentro de esta “democracia imperfecta”, podemos rescatar a esos ciudadanos que se manifestaron contra estos candidatos que poco o nada propusieron para el desarrollo amazonense. Que ningún político los representa. Hoy ellos y ellas, representan esa reserva moral, que si es que se les sabe encausar de manera organizativa a través de liderazgos responsables y comprometidos, serán los “VIGILANTES” para que los nuevos Congresistas  cumplan adecuadamente su función legislativa para los pueblos amazonenses.
Congresistas elegidos, estaremos atentos a sus desempeños desde nuestra atalaya, seremos los “parlantes” de ese Voto de Protesta, cuando ustedes estén “caminando chueco”. Amazonas no se merece más la mediocridad e ineficiencia de sus representantes parlamentarios. ¡Ustedes flamantes Congresistas tienen la palabra!  

jueves, 7 de abril de 2016

ELECCIONES SIN POLÍTICA

 
Nuevamente como cada cinco años otra vez los peruanos elegiremos a nuestro Presidente y Congresistas, pero cada elección tiene su propia dinámica. Mientras que en países como Alemania, Italia o acá nomas cerca, nuestro vecino Chile; las elecciones evolucionan hacia un conglomerado de propuestas y debates alturados, con presencia de dos o tres candidatos presidenciales como máximo, donde los electores van a las urnas con un panorama claro de las propuestas que conducirán al desarrollo de sus países; en nuestro país las elecciones involucionan y se asemejan a un mercado informal donde hasta 20 candidatos ingresan a la contienda y sueltan un conjunto de propuestas que confunden al electorado, y son dignas de la burla y el escarnio si se les compara con países maduros políticamente.
Las elecciones peruanas cada día se vuelven menos políticas, entendiendo que la POLÍTICA es la herramienta democrática para el dialogo y debate de propuestas viables, aceptables y sostenibles técnica e ideológicamente, en el marco de un escenario electoral. Eso lamentablemente estuvo ausente en esta contienda hacia la Presidencia y el Congreso.
Más por el contrario, este proceso electoral se ha caracterizado por ser uno de los más pobres políticamente hablando. La discusión se ha centrado en torno a tachas, exclusiones, dádivas, plagios, insultos, informalidad institucional del JNE, electorado desinformado y candidatos experimentando su posición y actuar de acuerdo a cada encuesta publicada semanalmente. Todos estos hechos, son clara muestra de un panorama político que no augura estructural ni funcionalmente, el desarrollo país que tanto ansiamos.
Qué envidia sana ver los procesos electorales de otros países donde los candidatos y sus propuestas son el centro de atención de una población electoral responsable, que quiere el desarrollo de su comuna y país.
Otra vez los peruanos iremos a las urnas este domingo sin un panorama claro que tendrá nuestro país con su futuro Presidente/a y Congreso. Lamentablemente los candidatos presidenciales y congresales NO se han comportado a la altura de los desafíos que tiene el Perú. Otra vez vamos a marcar algún símbolo o número por ese “mal menor” que como cruz lo venimos cargando estás últimas décadas. Otra vez vamos a elegir a ese Congresista que subrepticiamente y de manera escondida nos regaló un polito o una gorrita, y se comportó muy bien en su cierre de campaña con fiesta incluida orquesta y cervezas. Más nada de propuestas concretas y realizables.
Otra vez vamos a decidir nuestro voto en plena cola, porque de alguna manera ningún candidato/a nos convenció, y es que en el Perú poco importa educar políticamente a la gente, porque es más fácil convencerlos con regalos y un verbo florido que con una plataforma de propuestas. Yo personalmente no he sido convencido por ningún candidato/a presidencial, imagínese señor lector y oyente, no tengo candidatos congresales por quien votar, menos de esos que se hacen llamar parlamentarios andinos.
Tomemos como ejemplo el caso de Amazonas. ¿Cuántos de ustedes hombres y mujeres amazonenses tienen un panorama claro para el desarrollo de nuestra región con la intervención y debate que se hayan propuesto desde los candidatos al Congreso? Estoy seguro que más del 80% no conoce de esas propuestas porque simplemente no existen, y si los hay, confunden el funcionar del Congreso con la de un Gobierno Regional o un Ministerio. Eso es engañar a los amazonenses, eso es indicador de la inmadurez del escenario político en nuestra región.
La conclusión de todo este avatar electorero es que el país cada cinco años se poraliza, y en esa polarización lo ideal sería que brote el debate propositivo, pero NO; lo que surge son riñas ideologizadas, insultos, diatribas, amenazas. Pura escoria visceral, propia de un país que navega en la informalidad política.
El cambio para evolucionar políticamente, requiere de reformas claras y concretas en cuanto al proceso electoral y de partidos, como también la educación política a los votantes. Este domingo concurriremos a ser parte de un proceso de elecciones sin política, es cierto que nuestro voto tiene el poder de elegir, pero ese poder de elección no nos sirve de nada cuando vamos a marcar un símbolo o número al azar, porque la lógica de propuestas que debería tener estas elecciones, estuvieron ausentes. Nos vemos en la segunda vuelta, nos espera un país más polarizado y virulento.